NOVEDADES

"Planificar en el largo plazo también es para las pymes”


02-08-2019

Entrevistamos a Marcos Czarnecki, líder de Stampin Marek, pyme de la localidad de Quilmes y parte activa de la cadena de valor de ProPymes. Recién llegado de Japón, donde fue becado por la Asociación para la Cooperación Técnica en el Extranjero (AOTS), nos brindó detalles de su reciente experiencia de formación en Gestión Corporativa Japonesa.

Stampin Marek es una empresa metalúrgica especializada en la fabricación, comercialización, distribución y exportación de tejados metálicos. También incursiona firmemente en el segmento de calefacción y cocina gourmet. Se caracteriza por el diseño y la calidad de sus productos y por su orientación hacia el cliente. Participan de ProPymes desde el año 2011: realizaron diversas capacitaciones y en los últimos años tuvieron dos asistencias: la primera de carácter Institucional, vinculada a comercio exterior y certificaciones de su planta, y la más reciente con foco en Calidad, para el desarrollo de la Norma Técnica. Desde el año 2019 institucionalizaron su apoyo al Instituto Técnico San Juan Bautista de Florencio Varela, ingresando al Programa Gen Técnico de ProPymes.

 

¿Cómo fue la experiencia de capacitación en Japón?

Me inscribí a través de AOTS, organización que promueve la cooperación técnica a través de programas de capacitación en Japón, enfocándose principalmente en los empresarios, ingenieros y técnicos de países en desarrollo. La mayor parte de mis compañeros eran de India, Bangladesh, Indonesia, Filipinas y Vietnam.  Fueron 21 días intensivos de formación teórico- práctica acerca de la cultura y las corporaciones japonesas. El programa es doblemente interesante porque incluye clases en pymes japonesas para analizar cómo aplicaron las distintas herramientas surgidas de las grandes corporaciones para solucionar sus problemas de competitividad, calidad, desarrollo empresarial, etc.

¿Qué es lo que te trajiste como principal insumo para ponerlo en práctica en tu pyme?

Primero, entender que las herramientas que utilizan son de acá a 10 años. La planificación japonesa es a largo plazo y las pymes también podemos proyectar en esos términos. Hay herramientas muy valiosas como de las “5S” o el “Sistema Ameba” que vamos a empezar a aplicar en forma inmediata pero que somos conscientes de que requieren 10 años de desarrollo para mostrar los mejores resultados. Por otro lado, erradicar el mito de que en Japón es todo previsible y de que ellos tienen una condición especial. No, son como cualquier otro país del mundo, pero tratan de acotar el riesgo, son emprendedores y muy perseverantes.  Si hay una virtud a imitar es la fabulosa fortaleza para llevar a cabo sus objetivos, pese a las dificultades que se presentan a lo largo del tiempo.

¿Cuáles son las principales características del Sistema Ameba que mencionabas?

El trabajo se organiza en grupos chicos de 3 a 10 personas, aunque la corporación tenga 1500 empleados. Cada grupo tiene que ser rentable en sí mismo para que el todo sea rentable. De esa manera se controlan más eficientemente los procesos y se gestiona la calidad a través de la mejora continua.

¿Qué debería hacer el líder de una pyme para comprometer a sus equipos y generar el cambio cultural que se necesita?

Lo mismo que hacen los japoneses: explicarlo y recordarlo todos los días. No es una cosa que se hace una vez, se plantea y se cierra, sino que todos los días van construyendo de a poquito: todos los días repiten lo mismo y todos los días se enfocan en las herramientas y se las enseñan a usar a su gente. Un trabajo que implica constancia y sacrificio, porque entre medio de todo eso puede haber una crisis económica o algún evento que vaya a trastocar a la empresa. Hay que ser conscientes de que eso pasa, de que también es parte de la vida empresaria. El objetivo final es que esta filosofía pueda trascender a las personas. Que este modo de gestión se vuelva el eje de la organización.

Participaste de esta formación con pares de otros países. ¿Cómo estamos en Argentina respecto al resto del mundo?

Todos estamos compitiendo con los chinos, no importa en qué parte del mundo estemos. Tratamos de perfeccionarnos, de fabricar cosas mejores que los demás, de lograr el mejor precio, el mejor valor, y de tratar de que los productos trasciendan las fronteras. Algo que teníamos en común las empresas que participamos era el interés por aprender y aplicar la filosofía japonesa en relación con los recursos humanos. Buscar que las personas sean felices haciendo lo que hacen. Si las personas mejoran se comprometen, mejora la empresa y se genera el bien común.

Si tuvieras que aconsejar a otros empresarios argentinos que deseen formarse en managment japonés… ¿Por dónde recomendás arrancar?

Empezaría por el INTI que tiene acuerdos con el gobierno de Japón. Con respecto a las “5S” tiene materiales muy buenos. Y luego de leer mucha literatura de managment japonés, si tiene tiempo y se apasiona por el tema sí ir a Japón. Pero ir a Japón directamente, sin tener todo ese background teórico hace que uno se pierda mucho de la cultura.  

 

Noticias relacionadas

Cadena de Valor

En esta nota te contamos la transformación que atraviesa Eskabe a partir de la implementación de Lean Manufacturing como sistema de gestión, que le permitió mejoras sustanciales en productividad y en eficiencia para su línea de cocinas, logrando reducir desplazamientos hasta en un 83%, recuperar un 21% de espacio, e incrementar el rendimiento de la mano de obra entre un 9 y un 35%.

Cadena de Valor

Doble eslabón de la cadena de valor de ProPymes, DIN S.A. es al mismo tiempo cliente de Ternium y proveedor de Techint Ingeniería y Construcción. Conversamos con su Director, Diego Villarroel, sobre proyectos en curso, como la construcción del Zeppelin en la Terminal B de Ezeiza, la actividad en Vaca Muerta, y también acerca de los valores que los inspiran a crecer.

Cadena de Valor

En la mayor feria agroindustrial del país, muy cerca del stand de Ternium, Franco Fabril plantó bandera con toda su gama de productos, novedades, y un equipo humano preparado para atender las necesidades de los clientes. ProPymes estuvo allí, acompañando a la cadena de valor fabricante de maquinaria agrícola, en un año que promete reactivación de la mano del campo.