Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ARGENTINA | OCTUBRE 2017
Finaliza la primera edición del Programa de Desarrollo de Líderes Pymes
Entre julio y septiembre, 26 mandos medios de la cadena de valor del Grupo Techint participaron de una capacitación de ocho encuentros para el desarrollo del liderazgo.

Al igual que en las grandes compañías, el liderazgo gana espacio poco a poco en la agenda de capacitación de las pequeñas y medianas empresas. ProPymes detectó esta necesidad y adaptó a su cadena de valor el Programa de Desarrollo de Líderes de Ternium Siderar. De su primera edición participaron 26 mandos medios que asistieron a ocho talleres presenciales entre el 6 de julio y el 29 de septiembre. Los módulos incluyeron temáticas como: habilidades conversacionales, desempeño, conversaciones difíciles y construcción de acuerdos, selección de personal, gestión del cambio y desarrollo de equipos.

Durante la actividad de cierre el Director de Mantenimiento de Ternium Siderar, Fernando Chalup, compartió su experiencia al frente de una reparación extraordinaria con 900 personas a su cargo. Luego, se abrió un espacio de diálogo donde respondió las inquietudes de los asistentes; antes de finalizar aprovechó la oportunidad para darles consejos para su crecimiento. “Tienen que conocer el estilo de liderazgo que buscan y ser sinceros con ustedes mismos porque si buscan o imitan un estilo que no les pertenece, no funciona”, al tiempo que añadió: “Cuando una persona va a su oficina a plantearles algo lo primero que necesita es ser escuchada, muchas veces en el afán de encontrar soluciones cometemos el error de inferir antes de terminar de escuchar”.

Más tarde, Ezequiel Tavernelli, Director de ProPymes para Ternium Siderar, les entregó los diplomas y destacó la importancia del programa: “Deseamos tener una cadena de valor unida para compartir nuestro expertise y transferir el conocimiento técnico y las iniciativas de capacitación que desarrollamos para operarios, mandos medios y directivos. A los tres niveles les brindamos la misma formación que recibimos dentro de la empresa”, concluyó.

La tarde cerró con una actividad grupal donde los protagonistas compararon sus expectativas iniciales con los resultados de los tres meses de trabajo y la lectura de un cuento donde fueron invitados a reflexionar de acuerdo a los “Seis sombreros para pensar” que propone en su libro el autor maltés, Edward de Bono.

En la voz de los participantes

Daniela Albizúa es Gerente Administrativo de Carlos Isla, la compañía más importante de la Patagonia en los rubros construcción, terminaciones y equipamientos para el hogar. “Estoy muy contenta porque en este curso se tocaron temáticas que puse en práctica en lo inmediato. Una de las cosas que más me gustaron -y que no pensé que iba a encontrar en el desarrollo de los talleres- fue darme cuenta que las empresas compartimos el mismo tipo de problemáticas”, sostuvo.

Agustín Dulcinelli es Gerente General en Tecmade SA, una empresa de ingeniería que cuenta con un taller de mecanizado de precisión. Asegura que lo aprendido en las clases es de suma utilidad para su trabajo. “Incorporar habilidades blandas hace que la gestión mejore, son cosas que uno utiliza a diario y que no las sabe en teoría sino que las aprende sobre la marcha. El módulo sobre Reclutamiento y Selección me vino muy bien porque estamos en un proceso de expansión y debemos reclutar gente; tener herramientas para hacer mejores entrevistas y para sacar de una entrevista de una hora la información más jugosa del candidato nos ayuda a una mejor elección final”, mencionó.

Leonardo Devesa es supervisor de matricería en Esteban Cordero SRL, una pyme que fabrica piezas para la industria automotriz, herramientas de mano y matricería. Su paso por el programa también fue positivo. “Herramientas me llevo muchas, principalmente la habilidad de poder conversar, conocer la importancia de dar y recibir feedback y, lo más importante, es que ya se empieza a notar un cambio importante en la predisposición de la gente”.